Sind. Ovario Poliquistico

El síndrome del ovario poliquístico es un problema de origen desconocido en el que hay al menos dos de los siguientes signos:
 
– Lesiones quísticas en el ovario (ovarios polifoliculares )
– Menstruaciones espaciadas o falta de ella.
– Signos de alteración hormonal (mucho vello, acné), o análisis de las hormonas alterados.
 
Es un problema frecuente entre las mujeres jóvenes que lo padecen entre un 6 y un 10% de las mismas. Es una de las principales causas de amenorrea e infertilidad en mujeres jóvenes.
 
¿Cuál es la causa?
Si bien no se conoce exactamente porqué se produce, se conoce la existencia de un factor hereditario, ya que hasta en un 50% de los casos las madres de las pacientes también lo padecieron, y se aprecian las alteraciones hormonales.
¿Qué síntomas presenta?
Las mujeres con síndrome del ovario poliquístico suelen tener retrasos menstruales o incluso no tener reglas, y tienen dificultades para quedarse embarazadas.También pueden tener más vello del habitual, acné y sobrepeso. El vello se distribuye en la cara (patillas, mentón y labio superior), pezones, pecho, barriga y muslos. En otros casos pueden no tener ningún signo de los citados.
¿Qué problemas puede causar?
A largo plazo, las pacientes con SOP tienen mayor probabilidad de desarrollar diabetes mellitus, hipertensión arterial y aumento del colesterol, por lo que el riesgo de tener enfermedades cardio o cerebrovasculares (infartos, trombosis cerebrales…) es mayor que el de las demás personas.La obesidad, el aumento de hormonas masculinas, la infertilidad y la falta de embarazos aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
¿Cómo se diagnostica?
El diagnóstico se realiza a partir de la historia clínica y la exploración, buscando signos de síndrome del ovario poliquístico. Normalmente se complementa con un estudio hormonal y una ecografía ginecológica. Con esos datos se puede llegar a un diagnóstico.
 
¿Cómo se trata?
El tratamiento en las pacientes con síndrome del ovario poliquístico busca resolver los distintos problemas.Una medida especialmente importante en las personas que tienen síndrome del ovario poliquístico es reducir el peso corporal, ya que con ello mejorará, si existieran, la diabetes, la hipertensión y la elevación de colesterol. Es importante llevar un estilo saludable de vida (dieta especial, ejercicio físico regular, disminuir peso, así como evitar el sedentarismo y el tabaquismo) con el fin de disminuir los factores de riesgo cardiovascular y el riesgo de desarrollar diabetes mellitus.
 
El acné y el aumento de vello, se suelen tratar con tratamientos cosméticos y farmacológicos (antiandrógenos y/o anticonceptivos especiales).
 
En mujeres que desean embarazarse hay tratamientos hormonales eficaces (citrato de clomifeno, gonadotropinas, metformina), o en último extremo, el tratamiento quirúrgico de los quistes vía laparoscópica ( muy inhabitual )